Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

Una vida dura

Hola, comenzaré presentándome, soy una mujer de 38 años, súper independiente siempre. Quedé huérfana a los 5 años (no daré más detalles porque no vienen al caso), crecí, estudié mucho y actualmente tengo un buen trabajo, llevo años en una gran empresa, buen cargo, buen sueldo. Siempre agradecida de la vida porque mi vida iba bien. Nunca he soñado con tener familia, ni esposo, ni hijos, siempre he sido sola y me gusta mi soledad… Hace dos años conocí a alguien y me falló la pastilla anticonceptiva y quedé embarazada, la relación no duro mucho y al tiempo supe que estaba embarazada, no se lo hice saber, realmente no necesito una pareja.

Volví a trabajar y todo maravilloso, dejo a mi hija en la sala cuna y todo bien, hasta que se empezó a enfermar mucho y eso me hizo estar con licencia, el problema es que ahora ya cumplió el año y he tenido que faltar a trabajar por su salud, siento que no estoy sabiendo compatibilizar el trabajo con la maternidad… He estado buscando alguien que me la cuide en casa, pero realmente está difícil eso, nadie quiere cuidar niños tan pequeños o simplemente no he sabido buscar. No soy de muchos amigos, familiares tampoco tengo, por lo que solo somos nosotras dos.

Estoy pensando renunciar al trabajo y hacer algo que me ayude a vivir y estar con mi hija, ya que será la única que tenga y quisiera disfrutarla, en la empresa me ofrecen irme por la puerta ancha y pagarme todo lo que me corresponde, pero tengo tanta pena, pienso que no quiero dejar mi trabajo, me ha costado tanto llegar donde estoy, he luchado mucho por se quien soy. No reniego de mi hija porque es hermoso ser mamá, pero me cuesta creer que la vida me la enviara para sufrir.

Estoy tan angustiada que me llega a doler el pecho de la tristeza que tengo.

Quizás me llene de críticas que un hijo está primero y todo eso, pero que se entienda bien lo que me sucede, no se como hacer ambas cosas… pienso si tuviera una mamá que me ayudara todo sería tan fácil.
Se que está complicada la cosa afuera (laboralmente hablando) y me da miedo salirme del trabajo y algún día pasar necesidades, porque al principio cuando aun estaba estudiando y debía trabajar, pasé hambre y no quisiera volver a pasar por eso.

¿Qué puedo hacer? Habrá alguna solución a esta prueba de la vida?



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.