Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

La entrevista del terror

Ya cabros, la historia que les contare es antigua, pero es digna de contarse. Resulta que estudie en un vespertino y con mis compañeros siempre los viernes nos juntábamos a jugar a la pelota y una vez en una de estas juntas sucedió algo insospechado... Aquella vez estábamos ya en el tercer tiempo, curaos y dando jugo en el patio de un compañero y en otra casa se escuchaba un grupo de feminas en las mismas, y bueno le empezamos a gritar cosas po, onda chiquillas vengan pa aca, hagamos un grupo y todo el asunto, la cosa es que las minas “engancharon”, nos gritaban también cosas, onda vamos al tiro, compren cervezas y picoteo, jajaja y los weones compramos po, llamamos al fono copete y too el asunto y cuento corto, resulta que las minitas nunca llegaron, como todas las mujeres solo jugaron con nuestros sentimientos… sniff, sniff. Pero como eramos machos recios no nos dimos por vencidos, a uno de mis compas (juro que no fui yo!) lanzo la frase diabólica, 'y si llamamos unas maraquiwis?', jajaja y las llamaron po... llegaron 4, las vinieron a dejar en una van, nosotros éramos unos 10 maoma. Ya la cosa es que luego de conversar con las niñas hubo que sortear quienes serian los afortunados de disfrutar de los placeres de laa chiquillas y como soy suertudo resulte beneficiado, subimos a una pieza y bueno… pa que entrar en detalles, sin embargo con la niña tuvimos mucha onda, tanto asi que nos intercambiamos los teléfonos y al otro dia comenzamos a mensajearnos, a hablar y luego terminamos saliendo.

Tuve una relación con la escort unos 3 meses, cabros! Yo era estudiante, con cuea tenia pal pasaje y esta mina manejaba mucha plata, me tenia como rey, incluso ropa me compro y yo como era weon, machista mas encima nunca me saque de la cabeza en lo que trabajaba, siempre pensaba en eso, la hice sufrir, le dije cosas feas, me porte muy mal, tan mal que termine con ella por sms, después cambie el celu y no supe mas de ella… PERO! Luego de dos años ocurrió lo insospechado y es lo que les quiero contar, fui a una entrevista de trabajo, de esas weas grupales y adivinen, esta niña también postulaba al trabajo, ella llego un poco tarde así que entro a la sala (estábamos en una mesa todos los postulantes sentados), se sentó en frente de mí y me empezó a mirar con los ojos mas llenos furia que he visto en mi vida locoooo, weon vi el infierno en la mirada de esta loca, fue tanto que la psicóloga que estaba haciendo la entrevista se dio cuenta y luego de que me presente (hola me llamo perico los palotes, estudie esto, represento a la comuna tanto, etc) me pregunto, ¿disculpa, uds se conocen? Y ahí muchachos se desato la masacre, la niña conto que fuimos pareja, que la deje, que termine por sms, que era un cobarde, uffff, mas encima uno de los weones que estaba en la entrevista empezó a preguntarme con un tono burlón, noooo, pero que feo, porque lo hiciste? Mansa vergüenza cabros, asi que nada, ofreci una disculpa y di un paso al costado, obviamente ella salió detrás de mi para seguir puteandome, ya afuera en providencia me aguante todo lo que me dijo, luego que se calmo nos fuimos a tomar un café y hablamos, le explique mis razones, que en el fondo es que fui cobarde y que no me la pude con la presión de saber a lo que se dedicaba en esos años, me escucho y me perdono así que los que quieran hacer un juicio de valor absténganse pues no les corresponde… Al final después pololeamos un tiempo, pero igual terminamos separados, aunque por otras razones.



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.