Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

Un trabajo por otro

Dejé el trabajo para quedarme en casa a cargo de un pequeño y mis estudios por temas de salud ya que no pude con todo al final. Cuento corto el corazoncito se me va partió al darme cuenta que cocino todos los días ,lavo platos yo sola y mi pareja no es capaz de dejar de lado su play en línea cuando le digo está servida la comida, está vicioso como nunca y quizás antes tan ocupada nunca lo vi.

Me transforme en lo que más odiaba y no vi venir que él se transformaría en eso, lo peor que hablarlo solo se molesta. Él vive con panoramas ya que trabaja y yo me siento sumergida en cuatro paredes. Llevo tan poco cesante que me duele no a ver podido disfrutar nada de lo lindo que se pintó al principio, solo me hace feliz ver a mi hijo por fin tenerme a su ladito y que sea tan feliz. Pero algo de mi hoy se murió, me sente en una mesa llena de comida yo y mi hijo comiendo sola y un idiota atrás jugando lo cual ya a pasado.

No sé si correr y buscar pega, no se si verle lo lindo a el y seguir asi por mi hijo y disfrutarlo.

Hoy solo tome distancia y lo ignore y que creen, le hice un gran favor podrá jugar toda la noche.

No lo vi venir y es que hace solo meses pare con mi caótica rutina... No me digan pesadeses, ya me siento bastante inútil, trabaje toda mi vida para no disfrutar este momento que anhelaba con criarlo un ratito pequeño, pero a qué costo. No sé cómo algunas logran aguantar cosas peores, yo de verdad sentir que estoy prácticamente atendiendo a un pelotas me quito una parte del amor tremendo que le tengo...



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.