Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

Estoy mal. A éstas alturas, ya no sé que hacer...

Vengo de una familia no acomodada y en donde varios de sus miembros tienen enfermedades. Pobre, pobre, no, y tampoco es que esté alguno de ellos postrado, pero vivíamos con lo justo (habían también otras razones, pero no vienen al caso). Estudié en escuela y liceo municipal. Y desde pequeña, siempre quise estudiar una carrera del área salud. Supongo que ver desde pequeña hospitalizaciones, terapias, medicamentos y demases me marcó fuerte.

En 4 ° medio asistí al pre-universitario de la municipalidad. Obviamente, también tuve que prepararme por mi cuenta para dar la PSU, sabía que por ser municipal me faltaban conocimientos. En la PSU me fue ahí no más, pues no me alcanzó para mi primera opción, que ya imaginaran cuál es, la más clásica y conocida carrera del área salud, pero sí holgadamente para la segunda, en la universidad estatal más cercana que imparten carreras de salud, porque trasladarme a otra región, era imposible. Me dieron becas de arancel, y como no las cubría totalmente también recurrí, y me dieron, crédito universitario.
En el primer año de carrera, aunque ya había visto trabajar a algunos profesionales, conocí más a fondo cómo era, por lo que me terminé enamorando y encantando con ella. Sí, elegí bien y estudié por vocación.
Para mantener las becas, lo único que me pedían era no echarme determinada cantidad de ramos. Así que me saqué la cresta y media estudiando, la carrera es difícil, había muchos ramos cortacabezas, se exigía harto; además, hice por un par de años ayudantías. Prácticamente, me enclaustré estudiando.

Entremedio, la situación económica de mi familia empeoró. Busqué trabajo part-time, y ahí empecé a ver las primeras dificultades.
Me faltaba experiencia. Falseé datos y nada. Empecé tarde. Al final, me puse a vender unos artículos por catálogo entre mis conocidos. Así pude cubrir mis gastos básicos de estudios como los pasajes. De verdad, a pesar de las becas y el crédito, en un momento pensé que no podría sacar la carrera. Así de mal.

Al final, lo logré, saqué la carrera, sin echarme un sólo ramo, y con ayuda pude terminar de pagar lo que faltaba como también el famoso título. Muchos me felicitaron, algunos sabían mi historia. Y yo me sentía extremadamente felíz.
Apenas dí mi exámen de título, fui a pedir un certificado de título, mientras se tramitaban éste, porque quería trabajar al tiro, estábamos mal.
Así que llena de ilusión me puse patitas en la calle a repartir como loca C. V., también de forma virtual.
No me importaba si era en mi ciudad o no, part o full time, reemplazo a definitivo.
Y mientras buscaba, también empecé a ofrecer mis servicios profesionales a modo particular...

De esto, han pasado más de 5 años. Mi experiencia laboral en éste minuto es 0. Sí.
Apenas me han llamado para entrevistas, ni siquiera en la carrera donde estudié (muchas veces quedaban haciendo clases personas que hicieron ayudantías). Ofreciendo mis servicios, ya sea con tarjetas, por facebook, con avisos en diario o virtuales, también me ha ido mal, han pasado meses sin que se concrete alguno, y nunca me ha ido tan bien como para decir que gané un sueldo.
Hice un par de voluntariados, que han durado pocos, y que también me costó que resultara.
Pareciera que ni mi trabajo particular ni los voluntariados pesan como experiencia laboral.
Cómo prácticamente me enclaustré estudiando, no hice amigos de verdad, ni para que me ayudaran con algún contacto (que ahora recién me doy cuenta que esos son los que valen, según ésta sociedad) y menos para estar en las malas con uno.
Todos ellos que decían estar conmigo, desaparecieron. Los primeros en desaparecer, mis 'amigos'de carrera.
De tener pareja, menos, en ese momento mi enfoque era otro, pensaba que después, cuando trabajara, podría estar más relajada como para pensar en ello.
Crasso error, error tras error,; fui tan tonta, inocente e ingenua de pensar que estudiando en una universidad estatal, sacando la carrera a tiempo y tener buenas notas me ayudaría en encontrar pega, que tendría amigos de verdad, y que después tendría el tiempo para conocer y dedicarme a alguien.

Debí haberme relajado y dedicado a hacer amigos, de esos para generar contactos, pitutos, haber sido bien chupamedias con los profes y con cualquier colega que hubiera conocido en mi época de estudiante, haber utilizado a mis amigos/compañeros de estudio, no haber prestado apuntes, ni tareas, no preocuparme de ellos, si entendían la materia o si tenía problemas en su casa .

Igual, he hecho algunas cositas entremedio, algunas ventas, trabajé en un hotel de lo más chanta que hay haciendo algo distinto a lo que sé, hice clases de reforzamiento a estudiantes de media. También he buscado en otras cosas, o sea, lo típico para alguien que no sabe, vendedora o por el estilo, pero nada. También he mentido, puesto que tengo experiencia, y tampoco así me ha resultado.

En éstos momentos, estoy cesante, a más no poder, hasta los huesos. Vivo con mi familia, y los sigo parasitando, y ellos me lo recuerdan cada día (que por cierto, la situación económica mejoró, para todos, menos para mí).
Es tan irreal mi situación, que tengo familiares, entre ellos algunos con los que vivo, que creen que si no estoy trabajando, es porque yo no quiero.

Ya no sé que hacer. Mis conocidos y hasta mi familia me definieron por mi no-trabajo. Busco y busco y nada. Ya estoy cansada.
No quiero ver más un aviso, ya no quiero entrar a ninguna bolsa de trabajo, y ya tengo fobia a encontrarme con alguien y me pregunte en qué trabajo o qué ha sido de mi vida, porque en éste tiempo me he topado con gente y ante esa pregunta le he dicho que me ha ido mal y ellos, justo en ese momento, se acuerdan que tienen que hacer, yéndose. Justo ante la pregunta mágica.

No sé cómo generar ahora un proyecto, pues no conozco a nadie y tengo 0 peso para desarrollar alguno.
Estoy cansada, me siento sola, no apoyada ni comprendida, no tengo amigos, pareja o un familiar con quién desahogarme.
Desde el año pasado que voy a sesiones de psicoterapia, por todo ésto (después de harto buscar, ubiqué un lugar que me atendiera gratis, sino, no podría asistir).
Ahí me han dicho que el trabajo no me define, pero no sé, ahora me cuesta tanto creerlo. No tengo a nadie, no puedo hacer muchas cosas por no tener dinero, y vocacionalmente me siento tan frustrada, me gusta tanto lo que estudié y no puedo desarrollarlo...

Quiero desahogarme y dudo mucho que alguien que alguna vez haya conocido siquiera me identifique, ni se deben acordar de mí.
Estoy tan desilusionada, chata, asqueada de ésta sociedad individualista, exitista, materialista, egoísta, en dónde prima el pituto por sobre el conocimiento y vocación, y que te utilizan, basurean y ningunean para lograr sus objetivos, no les importa con tal de llegar a ellos.
Yo fui una tonta, no hice nada de todo ésto, al contrario.
Y ahora pago las consecuencias...



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.