Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

Quiero confesar que, estando recién titulada, en mi primera pega como profesional, conocí a alguien que me movió el piso y cambio mi esquema.

El, de a poco se fue ganando mi atención, mi confianza, y hasta mi corazón. El problema es que yo tengo pareja hace varios años, espero un bebé de esa pareja. Me siento pésimo, porque me han tildado de lo peor por el hecho de enamorarme de otra persona.

Lo que no saben es el infierno que vivo, en donde en las noches con 8 meses de embarazo tengo que afirmar a esta pareja que amenaza con matarse, cuchillo en mano, que se va en el auto a las tantas de la madrugada diciendo que se va morir, que me hace vivir un verdadero infierno. No puedo dormir una noche tranquila, pensando que me puede hacer algo,o que cuando nazca mi bebé pueda hacerle algo a el.

Toda mi familia me trata de lo peor por querer dejarlo, me obligan a 'hacerme cargo' de la familia que forme, a ser mujercita, a actuar 'conforme a lo que dios manda' y quedarme con el. Claramente yo no le cuento a mi familia el infierno que vivo, por miedo a que no me crean,le den el favor a el y todo empeore, ya que si el reacciona así es por mi culpa, por haber coqueteado antes con otra persona.

Mientras la persona que conocí en el trabajo se desvive por mi, le ha dicho hasta a su familia que quiere hacerse cargo de mi bebé, que quiere hacer su vida conmigo. Ya no sé que hacer, anoche a las 3/de la mañana con mi pancita enorme y mi bebé por nacer, me ponía en la puerta para que este hombre no se encerrara en el baño con un cuchillo. Psicológicamente estoy echa mierda. si no fuera por este bebé que llego a salvarme probablemente ya habría terminado con mi vida. Necesitaba desahogarme.



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.