Reestablecer contraseña

La dirección de correo electrónico está asociada a tu cuenta.

¿Por qué registarse?

Full Confession Control

Actualizar / eliminar o editar tus confesiones.

Notificaciones

Suscríbase para recibir notificaciones por email con las respuestas a tus confesiones.

Publicidad

¿Quieres publicitarte con nosotros? Comienza creando una cuenta.

¿Tienes alguna confesión laboral?

El nombre es opcional o puedes poner un seudónimo si lo deseas.

Perdiendo la vida perfecta

Supongo que he caído tan bajo que tengo que escribir en páginas así para consolarme.

Tengo 29 años, estoy casado. Hasta el año pasado vivía la vida perfecta. Buena vida, buen sueldo y un matrimonio feliz con una esposa que me apoyaba en todo. Mucha gente me hablaba diciendo cuanto me envidiaba o qué bien me iba.

Así era, pero este año todo se fue a la mierda. Me diagnosticaron una enfermedad dolorosa y sin cura. Perdi mi trabajo anterior y gano menos y debo soportar un jefe toxico. Entre ganar menos y mis gastos medicos el dinero no va bien. Estoy teniendo peleas con mi mujer por dinero, mi peor pesadilla. Queria comprar una hogar como soñe pero he perdido toda esperanza, es imposible. Tanta decepcion tiene mi animo y libido por el suelo. No tengo sexo hace meses, no tengo ganas y mi esposa no me dice nada pero cada vez la siento mas indiferente. Creo que esta conmigo por lastima y por costumbre pero no me lo dice. Yo no soy honesto con ella y a ratos me quiebro cuando estoy solo en casa. Ella esta harta de mis quejas y mi enfermedad, siempre con sus “eres demasiado negativo por lo menos no te vas a morir”.

La peor parte es fingir que estoy bien. Me despierto, veo mi cara demacrada en el espejo y en el trabajo comienza mi actuación. Risitas, chistes y fingir que estoy bien. No quiero perder mi trabajo hablando de mi enfermedad. Con mis amigos igual. Siento que siempre fui “el exitoso” y no tengo permitido fallar.

Antes de que me digan que vaya a terapia, ya voy. Lo patético es que soy tan orgulloso que a mi psicólogo también le oculto lo mal que estoy, no hablo de lo mas oscuro. Sigo con mi papel de vida perfecta para después quedarme mirando como un zombie las vias del metro, buscando la salida. Cada vez me aislo mas porque no tolero ver a los demas teniendo felicidad y yo en la mierda.

Sigo viviendo en automatico mi vida “perfecta”



No te reprimas. Completamente anónimo.

Suscríbete a nuestra lista de correo.

Ingresa tu email y te mandaremos las últimas confesiones
Nosotros valoramos tu privacidad, nunca compartiremos tu correo con nadie.